Nutrición y deporte (especialmente nuestro favorito, CrossFit, por su gran exigencia), deberían ir unidos, y de igual manera que cuidas tu técnica deberías cuidar tu nutrición.

Sin embargo vivimos en la era de la información y, sin entrar en temas filosóficos, los crossfiteros y deportistas en general también notamos los efectos de este fenómeno.

¿Cómo saber cuáles son los conceptos correctos sobre nutrición?

Si nos centramos en la nutrición deportiva, comprobamos que la cantidad es abrumador. Miles de nombres y productos de todo tipo. ¿Cómo podemos asimilar toda esa información?

La respuesta es intentando tener los conceptos claros.

La verdadera nutrición deportiva

Uno de los problemas que nos encontramos en el BOX (aunque cada vez menos) es que productos dietéticos, suplementos deportivos y anabolizantes están todos dentro de un mismo saco. ¿Qué tiene que ver un pinchazo de hormonas con una barrita sustitutiva de una comida? Sí tienen algo que ver: ninguno de los dos te debe interesar lo más mínimo.

Dejando a un lado los esteroides, hoy vamos a aclarar conceptos sobre nutrición, pero sobre todo a tumbar mitos sobre supuesta “nutrición deportiva” que en realidad no es tal y muchas veces nos intentan vender a los crossfiteros.

El mejor producto son los propios alimentos

No puede haber una regla más básica. Si te están planteando consumir algún producto cuyos ingredientes puedas tomar con tu alimentación, entonces no lo tomes.

Sustitutivos de comidas, packs multivitamínicos, “snacks-saludables”… ¿De verdad necesitas sustituir tu comida por comida artificial? ¿De verdad necesitas ingerir más del 300% de la CDR de varias vitaminas? ¿De verdad existe un snack más saludable que un pieza de fruta y unos frutos secos?

Tomamos prestado este concepto paleo con el que estamos muy de acuerdo: Evita casi todo lo procesado. Si algo que puedes comer con un alimento, te lo ofrecen en un sobre o en una barrita, ¡no lo tomes! No hay nada de lo que te puedas alimentar mejor que de la propia comida. Tenlo claro. Muchas veces estamos tan arrastrados por las tendencias que se nos olvida lo básico: ¡comer comida de la mayor variedad posible!

El mal uso del concepto saludable

Muchas veces en temas de nutrición nos intentan colar el concepto saludable, convirtiéndose en la coletilla más utilizad. Sin embargo, su uso está muy desvirtuado.

Saludable: “que sirve para conservar o restituir la salud”.

Insistimos: no hay nada mejor para conservar la salud que hacer deporte y tener una dieta variada llena de productos frescos. Eso no lo dudes nunca. Si lo repitieran igual que repiten el propio concepto “saludable”, quizás lo acabaríamos interiorizando de la misma manera.

Si quieres restituir tu salud en algún momento por algún problema alimenticio, entonces acude a un médico y él te ayudará. Si piensas que una barrita de chocolate “con sólo 100 Kcal” es saludable, te estás engañando a ti mismo.

Ahora piensa en frutas y verduras de colores, pescado del mar, carne procedente de animales alimentados con pasto, frutos secos, leche fresca, aceite de oliva virgen extra. Esto sí es saludable porque ¿qué es más saludable que la propia naturaleza?.

Las ayudas ergogénicas (suplementos)

Llegados a este punto quizás estés renegando de los suplementos. Sin embargo, ahora te vamos a explicar qué son y cómo distinguir los que realmente sí funcionan. Para ello debes hacerte una pregunta básica: ¿qué es una ayuda ergogénica y para que la necesito?

Las ayudas ergogénicas (suplementos) sirven para mejorar nuestro rendimiento deportivo y ese es el efecto que buscamos al tomarlas. Además, claro está, sin perjudicar nuestra salud.

¿Qué diferencias hay entre tomar suplementos y llevar una buena alimentación? Ninguna. Una buena alimentación es la base, los suplementos son un complemento.

Un suplemento deportivo no es más que un producto que nos va a ayudar a optimizar al máximo nuestra nutrición es unos momentos clave para conseguir una mejora en nuestro rendimiento en nuestros WODs.

Piensa en las Olimpiadas o en el deporte actual. Piensa en los records olímpicos. Compáralos con los de hace 50 años ¿Ves las diferencia? Se debe a la especialización. Mejores entrenadores, mejores métodos, mejores nutricionistas y mejores productos.

La ciencia evoluciona y el rendimiento deportivo también. Se tiende a la mejora constante, a la perfección. Las ayudas ergogénicas son uno de los resultados de este proceso.

Pero, ¿qué más da si, por ejemplo, en vez de un batido post-entreno me tomo un bocadillo de jamón? De nuevo es una cuestión de perfeccionamiento. Un batido post-entreno (al menos uno bueno) te permitirá controlar perfectamente las cantidades y calidades de cada nutriente y optimizará al máximo el proceso de asimilación de tu cuerpo.

Por eso existe la suplementación deportiva, por la evolución del deporte en todos sus aspectos y la ambición del ser humano por ser cada vez mejor.

Por favor, no vuelvas a dejar que metan en un mismo saco a los primos impostores de la nutrición deportiva: los productos dietéticos y los anabolizantes.

En este caso, en la variedad no está el gusto

Para terminar este popurrí de conceptos, y ahora que ya hemos dejado claro qué son las ayudas ergogénica, saberlo no es la respuesta final. Ahora debemos elegir cuales tomar.

Es imposible, repetimos: imposible, elegir un suplemento si no tenemos claros los conceptos básicos sobre nutrición.

Si no tienes estos conceptos, ni pides la ayuda de un profesional, está claro que no vas a conseguir el objetivo que buscas.

No vamos a enumerar todos los ingredientes aislados que no tienen absolutamente ninguna validez científica en este momento, pero sí te vamos a dar una regla muy básica para que evites que te den gato por liebre: si te encuentras ante un producto “revolucionario”, un ingrediente “mágico” o cualquiera que te prometa que vas a tardar “10 veces menos y sin esfuerzo”, NO LO COMPRES.

Con esto al menos nos acercamos un poco más a un producto decente.

Conclusión

Como comentamos al principio, el exceso de información no produce otra cosa que confusión.

No te líes, pero si lo haces vuelve a lo básico: ¿Cuál es mi objetivo? ¿Qué necesito para llegar a mi objetivo (si no lo sabes, consulta a un profesional, él te va a asesorar de manera individualizada)? ¿Necesito algún suplementos o todavía puedo mejorar mi alimentación? Plantearte estas preguntas suele ser la solución más razonables.


Si no encuentras la información adecuada, con nuestro servicio de nutrición personalizada ya no tendrás de qué preocuparte. 100% personalizado para ti.


Y recuerda: los dos mejores suplementos que existen son la buena alimentación y el descanso 😉

Un saludo a todos crossfiteros y ¡nos vemos en el BOX!

ProAtleta - Nutrición para crossfiteros
La primera empresa española de nutrición exclusiva para CrossFiteros.
¿Te gusta este deporte? A nosotros nos apasiona. Por eso todos nuestros productos están diseñados especialmente para atletas que practican CrossFit ®.