Los crosfiteros siempre queremos más.

Tardamos 5 minutos en hacer un WOD y pensamos que podríamo haber tardado 4:30. Levantamos 120 Kg en un peso muerto y nos enfadamos con nosotros mismo por no haber levantado 130.

Somos inconformistas y luchadores.

Sin embargo hay días en los que no nos quedamos satisfechos con nuestro entrenamiento. Algo ha fallado.

Si encima este entrenamiento es uno de referencia y hemos bajado nuestra marca anterior, la decepción es total.

Por eso vamos a daros 7 consejos que debéis tener en cuenta para rendir siempre al 100% y a los que puede que no le estéis prestando la atención que merecen.

1. Descansar bien la noche anterior

¿Demasiado obvio? Te recomiendo que vayas a un Open Box o simplemente un lunes por la mañana a entrenar.

Si duermes poco, o directamente has salido o trasnochado la noche anterior, hay un gran número de posibilidades de que no rindas al nivel que podrías.

No nos vamos a meter en tus hábitos de sueño, pero descansar correctamente la noche anterior a un WOD es de primer curso de crosfitero.

2. Tener el equipamiento adecuado

¿Hoy toca subir a la cuerda y no tienes calcetines altos? ¿Tocan dominadas y no tienes guantes? ¿Hay que hacer 50 Push Press y no tienes muñequeras?

Entonces te darás cuenta como un simple descuido puede hacer que no entrenes cómodamente o incluso que no puedas terminar tu WOD.

Si no puedes hacer más dominadas porque te has destrozado la mano, se acabó el entrenamiento.

Tu material es necesario. No desaproveches un día en el que estés a tope de energía por un descuido.

3. No llegar recién comido al BOX

Este caso se ve mucho en los entrenamiento después de comer o a segunda hora de la mañana.

Especialmente por la tarde, se escuchan muchos comentarios sobre si me siento pesado o tengo la comida subiendo y bajando.

Sensaciones aparte, tu cuerpo necesita digerir la comida. En el proceso de digestión la sangre se acumula en el aparato digestivo. ¿Qué ocurre entonces si comenzamos a hacer ejercicio y nuestros músculos necesitan esa sangre?

Pues desde los resultados más leves, como la pérdida de rendimiento, hasta algunos más graves como un corte de digestión.

Si comes, sobre todo algo abundante, deberían pasar unas 3 horas hasta que entrenes. Crosfiteros que entrenaís a primera hora de la tarde: tenerlo en cuenta.

4. Calentar a conciencia

Algo que ya hemos comentado pero seguimos viendo en un BOX.

Si no calientas pueden ocurrir principalmente 2 cosas: la primera que comiences el WOD sin que tu cuerpo esté activo. De esta manera durante las primeras rondas tu cuerpo no estará todavía en su estado óptimo.

La segunda, directamente que al hacer un esfuerzo te lesiones.

¿De verdad no te merece la pena calentar de una manera adecuada?

5. Plantearse el WOD antes de empezar

Este punto es crucial y muchas veces, ya sea por desconocimiento de los movimientos o por no dedicarle unos minutos a pensar en los atletas más preparados, no plantear el WOD de manera inteligente repercute directamente en que no lo exprimamos al máximo.

Estos son los errores más comunes

– Coger más peso del que deberíamos para el tipo de WOD.

– Coger menos peso del que deberíamos y terminar demasiado pronto.

– No ensayar la técnica previamente y forzar los movimientos.

– No organizar el material que vamos a necesitar para no tener que parar luego.

Durante un WOD no se puede pensar mucho. Ese trabajo lo tienes que hacer unos minutos antes para después dedicarte sólo a acumular repeticiones.

Quédate con esta frase: siempre es mejor perder un minuto antes del WOD para pensar, que perderlo durante el WOD por no hacerlo.

6. Que la mente no te traicione

Esta es la diferencia entre los que consiguen lo que quieren y los que no. Como ya escribimos en uno de nuestros artículos, el poder de la mente es impresionante.

Aquí cada uno sabe lo que se le pasa por al cabeza durante un WOD, pero esa es la gran lucha que todos los crofiteros tenemos.

Un ejemplo muy claro: si tienes que hacer 50 repeticiones de un ejercicio, ¿te cuestan todas igual? ¿No son un poco más fáciles las primeras y las últimas? La mayoría de la gente está de acuerdo y se debe exclusivamente a nuestra mente.

Si buscamos ser atletas completos en todas las aptitudes físicas, es importante que trabajemos también el factor psicológico. Lo fuertes que seamos en nuestra cabeza será la clave del nuestro éxito.

7. Vuelta a la calma y recuperación

Has terminado de entrenar. Ahora haz que el trabajo que acabas de realizar sirva de algo.

En primer lugar estira. El estiramiento es parte del entrenamiento. Nunca te vayas del BOX sin estirar.

Entonces comienza el perido de recuperación, que abarca desde que has hecho tu última repetición hasta el próximo día de entrenamiento.

Toma tu batido post-entreno para mejorar todo este proceso, come de una manera saludable y ten un sueño reparador.

¿Esto no te va a valer para este WOD? No. Pero te acordarás si no lo haces bien en tu próximo entrenamiento.

La recuperación es absolutamente crucial, y va a marcar si llegas en unas condiciones óptimas e incluso mejoradas a tu próximo entrenamiento.

 

Cuando uno va entrenando más y más veces, se va dando cuenta que son los pequeños detalles los que al final marcan la diferencia.

Cuida los detalles. Aprende de los errores que has cometido en tu anterior WOD. Así es como vas a progresar.

La mentalidad de un crosfitero debe ser “siempre al 100%”. Que nada impida que la cumplas.

Un saludo a todos y ¡nos vemos en el BOX!

 

Imágen: crossfitpaleodietfitnessclasses

ProAtleta - Nutrición para crossfiteros
La primera empresa española de nutrición exclusiva para CrossFiteros.
¿Te gusta este deporte? A nosotros nos apasiona. Por eso todos nuestros productos están diseñados especialmente para atletas que practican CrossFit ®.