Hoy queremos compartir con vosotros 5 reglas de oro para comer bien. ¿Y a qué nos referimos con comer bien? A hacerlo de una manera beneficiosa para nuestra salud. Aquí tenéis nuestras reglas:

Huye de los alimentos procesados

Como concepto, un alimento es procesado si ha sufrido un cambio antes de que lo consumamos. Está claro que no todos los alimentos procesados son malos. Por ejemplo, un alimentos ahumado o congelado es considerados procesado. Sin embargo, hoy en día casi toda la comida que consumimos es procesada. Colorantes, estabilizantes, acidulantes, … ¿te suenan? Las industrias alimenticias quieren alargar la vida de los alimentos a costa de llenarlos de productos químicos. La regla básica: cuanto menos procesado, mejor.

Integral sí, refinado no

Para ilustrar tomaremos como referencia uno de los ingredientes base de gran cantidad de alimentos en la actualidad: la harina de trigo refinada.

Durante el proceso de refinado se elimina de la harina las partes de mayor valor nutritivo (germen y salvado), quedando como elemento principal el almidón. El almidón se transforma rápidamente en glucosa, teniendo un índice glucémico muy alto, que como ya sabéis nos afecta negativamente. Además, durante el proceso de refinado estamos perdiendo minerales, vitaminas y fibra.

Si trasladamos esto a otros productos no integrales como la pasta o el arroz, podemos comprender porque hay que intentar huir de lo refinado y consumir productos integrales.

Azúcar refinado = veneno

Dentro de los productos refinados, hacemos mención especial al azúcar. Como ya comentamos en otro de nuestras entradas: ¿Son las grasas realmente malas?, el enemigo durante mucho tiempo en alimentación ha sido la grasa. Sin embargo, los últimos estudios no comparten esta teoría y colocan en primera posición en la clasificación de nutrientes dañinos al azúcar refinado. Te sorprendería saber la cantidad de alimentos que la llevan (sólo tienes que mirarlo en las etiquetas). Las calorías procedentes del azúcar refinado pueden considerarse prácticamente vacías por su poco aporte nutritivo. Nuestra recomendación es evitarla siempre que se pueda y, en el caso de consumirla, al ser posible sin refinar.

Grasas realmente malas

En este caso nos vamos a centra en la peor de todas: las grasas trans. Se trata de un tipo de grasa insaturada, a la que se ha sometido a un proceso de hidrogenación mediante el cual se modifica su composición. Este tipo de grasas, que se encuentran en bollería industrial o en productos precocinados, hacen descender el colesterol “bueno” (HDL), elevan el “malo” (LDL) y aumentan e riesgo de enfermedad coronaria. Puro veneno.

Producción ecológica: estás pagando por tu salud

Por último, pero no menos importante, queremos hablar a favor de la producción ecológica. ¿Has comida alguna vez una fruta o verdura de huerto, o un huevo de granja? si lo has hecho sabrás que la diferencia es abismal. Los productos ecológicos son aquellos que se obtienen si la utilización de ningún producto químico. Son saludables, sabrosos, no contienen químicos y son sostenibles. Inconvenientes: Son más caros, pero es un precio que tu cuerpo se merece que pagues.

 

Estas son para nosotros 5 reglas absolutamente básicas.  Cualquier dieta que se aleje de estos principios debería ser mirada con desconfianza.

Antes de terminar nos gustaría daros un últimos consejo: Masticar la comida. Con este gesto tan simple mejoramos la asimilación de nutrientes en nuestro organismo, ayudando a nuestro cuerpo a hacer la digestión. Fácil y muy efectivo.

Cuidar vuestra alimentación crosffiteros y vuestro cuerpo os lo agradecerá.

¡Un saludo a todos!

ProAtleta - Nutrición para crossfiteros
La primera empresa española de nutrición exclusiva para CrossFiteros.
¿Te gusta este deporte? A nosotros nos apasiona. Por eso todos nuestros productos están diseñados especialmente para atletas que practican CrossFit ®.